Publicado en Equipos

Cualquier tiempo pasado fue mejor. El Alavés está de vuelta.


Nuevamente, a modo de recuerdo, valoramos a un clásico de nuestro fútbol. Y no es otro que el Deportivo Alavés. Por ello, se trata de un buen momento para recordar nuestro post sobre El “Pink Team” que maravilló a Europa. Hasta el día de hoy, se trata del mejor debut en competición europea de siempre, plantándose en la final, recordada por lo agónica y dolorosa que fue la derrota por 5-4 con aquel autogol de Delfí Geli en el 117´ (por aquel entonces existía el famoso gol de oro).

camiseta rosa
Jugadores del Deportivo Alavés con la famosa equipación rosa.

En la actualidad, de la mano de Pepe Bordalás, el conjunto babazorro fue capaz de formar una gran plantilla, con veteranos curtidos en multitud de batallas deportivas como Sergio Pelegrín, Sergio Mora, Juli o el gran  Gaizka Toquero, que, junto con los prometedores Dani Pacheco, Kiko Femenía, Fernando Pacheco o Facundo Guichón, además de otros muchos grandes jugadores, han logrado devolver al conjunto vitoriano a la máxima categoría nacional una década después de su caída a Segunda División, llegando a estar, incluso, un periplo de 4 temporadas en Segunda División B.

ascenso
Recibimiento de la afición en la plaza de la Virgen Blanca para celebrar la vuelta  a Primera División. EFE

Para esta nueva etapa en Primera División, el club ha decidido que la persona que asuma el mando sea el argentino Mauricio Pellegrino, que, curiosamente, se retiró como futbolista profesional en el Deportivo Alavés en la temporada 2005/2006, la última del club en Primera División hasta esta temporada, consumándose el descenso con aquel fatídico gol (para los intereses alavesistas) de Ferrán Corominas “Coro” a la Real Sociedad en el tiempo añadido de su partido en el Olímpic Lluís Companys.

Anuncios
Publicado en Equipos

Del infierno a la gloria. El año del C.A. Osasuna


Se trata de un buen momento para recordar nuestro post sobre el clásico Club Atlético Osasuna, que durante años ha estado entre la nobleza del balompié nacional y que, por desgracia, se vio abocado a luchar por no caer al infierno de la Segunda División B. Para el recuerdo quedará el gol de Javi Flaño en la Nova Creu Alta de Sabadell, que sellaba la salvación del conjunto rojillo.

mikel-osasuna-90.jpg_201506_21522_11
Momento exacto en el que Javi Flaño remata a gol. [www.noticiasdenavarra.com]

Los actuales éxitos del conjunto pamplonica tienen un denominador común: Enrique Martín Monreal. El mítico entrenador navarro es leyenda viva del club, donde ha llevado en volandas al conjunto rojillo siempre con una pasión y entrega admirables.

En lo respectivo a la plantilla, ha sabido configurar un bloque compacto, donde la mezcla entre veteranos ilustres como Nino, Nauzet, los hermanos Flaño o Ogier han sabido guiar a promesas como Mikel Merino (fichado por el Borussia Dortmund), Kenan Kodro, Maikel Mesa o un Roberto Torres como guía, hacia el objetivo de asentarse de nuevo en Primera División.

ascenso
Celebración con la afición en Montilivi. [www.osasuna.es]

Desde aquí dar la enhorabuena a la familia rojilla y desearle futuros éxitos en Primera División, ya que con su vuelta también va ligada el siempre difícil campo de El Sadar, un campo histórico y en el que se respira fútbol por los cuatro costados.

Publicado en Equipos

El Osasuna entre los grandes


Hoy en día el club se encuentra en una situación delicada, ya que no pasa por su mejores momentos, tanto a nivel deportivo, después de su descenso a Segunda División, cerrando así un periplo  de 14 temporadas en la máxima categoría nacional; como a nivel institucional, donde el anterior gestor administrativo del club ha afirmado que el club estuvo implicado en el amaño de partidos durante el final de la pasada temporada, para evitar el descenso.

Además, la situación deportiva, por méritos clasificatorios, ha provocado la reciente destitución de su entrenador, el histórico delantero polaco Jan Urban, que tras un titubeante inicio parecía que había reconducido la situación, pero ahora mismo, tras encontrarse en tierra de nadie, con mayor presión por evitar el descenso que por volver a la máxima categoría. Por eso, es bueno repasar a ese Osasuna de Javier Aguirre, en una época de bonanza donde peleaba por cotas mayores, reservadas a clubes con títulos importantes en su vitrina.

La leyenda de este equipo comienza a fraguarse a principios de la temporada 2002/2003. El mexicano Javier Aguirre, más conocido como “El Vasco” Aguirre, llega al club en sustitución de Miguel Ángel Lotina, que había logrado salvar al club del descenso la temporada anterior, no sin pasar apuros, ya que finaliza en la última plaza que da derecho a la salvación, con dos puntos más que Las Palmas, cuatro más que el Tenerife y cinco más que el Real Zaragoza, a la postre los tres equipos descendidos.

Javier-Aguirre-Osasuna-gancedo-horz
A la izquierda, Javier Aguirre, Pablo García y el “Pipa” Gancedo. A la derecha, Patxi Puñal perseguido por Lass Diarrá y Arjen Robben.

De su mano, llegan al club jugadores poco conocidos, pero que resultarían claves en los resultados del club. Estos eran Antonio López, lateral izquierdo llegado desde el Atlético de Madrid; Pablo García, del Venecia italiano, Valdo Lopes, de la cantera del Real Madrid, o Richard “El Chengue” Morales. Además de estos jugadores, en el club ya estaban auténticas referencias rojillas, como pueden ser J. Manuel Mateo (actual entrenador del club), Josetxo, “Patxi” Puñal, César Cruchaga,John Aloisi, o los ya veteranos Alfredo, Leonel “El Pipa” Gancedo, Iván Rosado, Yangüas y J. Carlos Unzué. Esa temporada consiguen finalizar en una meritoria 11ª posición, sin pasar excesivos apuros para mantener la categoría.

final copa
Momentos antes de iniciarse la final de Copa del Rey ante el Real Betis.

Durante las dos siguientes temporadas, llegarán al club jugadores que serán parte importante del bloque que darán alegrías a la afición rojilla, como son los Pierre Webó, Ludovic Delporte o Savo Milosevic. Además, de la cantera del club surge una de las futuras promesas del club rojillo, Raúl García, que llega a debutar en Primera División con 18 años, la temporada anterior. En cuanto a temas clasificatorios, el club sigue luchando por la permanencia, pero sin pasar apuros, ya que esté rondando siempre los puestos de media tabla. Es en el famoso torneo del K.O., la Copa del Rey, donde empieza a labrarse su gesta, ya que consigue llegar a la final de la temporada 2004/2005, pero faltándole esa pizca de suerte necesaria para llevarse el trofeo, ya que pierde 2-1 con el Real Betis en la final. Sin embargo, consigue el billete para disputar competición europea, ya que el Betis finaliza ese año en 4ª posición, por lo que le da derecho al subcampeón copero a ocupar su posición en la extinta Copa de la UEFA (en la actualidad conocida como UEFA Europa League).

aguirre-milosevic-webó
Javier Aguirre con Savo Milosevic y Pierre Webó.

Para la temporada siguiente, el club decide incorporar a un jugador que sería imprescindible bajo los palos. Ese no era otro que Ricardo López, que tras su periplo por el Manchester United decidía que era el momento de volver a la Liga que lo catapultó. Además, llega Bernardo Romeo, delantero argentino que aportaría lucha y goles, e irrumpe con fuerza desde el filial Javi Flaño, desde el lateral derecho. Con esta incorporación, y con la base del equipo asentada, donde Raúl García ya adquiere galones dentro del juego del equipo,  logra lo que hoy en día sería impensable viendo la diferencia entre los grandes de la liga y los equipos modestos: ser subcampeón de invierno. Al final de temporada, y a pesar de la pérdida de fuelle debido al nivel de las demás plantillas de la competición, finaliza en un muy meritorio 4º lugar, lo que le da opción a disputar la fase previa de la Liga de Campeones. En cuanto a su periplo europeo, no logra batir al Stade de Rennais en la Primera Ronda de la competición, al caer con el conjunto galo por 3-1 en el cómputo global.

morales con izco-horz
A la izquierda, “Chengue” Morales con Patxi Izco en su presentación. A la derecha, Ricardo López.

Para la temporada siguiente, el “Vasco” Aguirre ya no está en el club, siendo reemplazado por “El Cuco” Ziganda, ya que ficha por el Atlético de Madrid. Además, no logran acceder a la fase final de la Champions, siendo apeados por el Hamburgo en la eliminatoria previa. Aún así, al ser apeados en la última ronda previa, tienen derecho a participar en la Copa de la UEFA, torneo que les haría ser conocidos en el continente europeo. Esta temporada, la 2006/2007, llegan jugadores de la talla de Roberto Soldado, Juanfran Torres, Javad Nekounam o las futuras promesas Nacho Monreal, Kike Sola o César Azpilicueta. La exigencia de disputar tres competiciones los lleva a volver a luchar por la permanencia en el torneo doméstico, pero consiguen llegar a semifinales de la Copa de la UEFA, donde son apeados por el Sevilla FC, a la postre ganador del torneo.

gol leverkusen-horz
A la izquierda, celebración de uno de los goles ante el Bayern Leverkusen en el BayArena en los cuartos de final. A la derecha, en el partido de ida de la semifinal de la UEFA.

A partir de ahí, las proezas del club parecieron olvidadas, pasando nuevamente a unas temporadas cargadas de preocupación por la salvación, ya que salvo en las temporadas 2010/2011 y 2011/2012, donde el club logra clasificarse 9º y 7º respectivamente, no evita estar en las zonas calientes de la tabla, es decir, las tres que marcan el descenso categoría y las más próximas a él, hasta que toca fondo en la temporada 2013/2014, que lo lleva a caer al pozo de la Segunda División, categoría en la que hoy se encuentra inmerso y de la que trata de escapar a toda costa para no verse implicado en un proceso duradero en el tiempo por volver a la máxima categoría del balompié nacional.

cruchaga despedida
Despedida de Cruchaga ante la afición rojilla.

Publicado en Equipos

El gran Oviedo de los 90


En estos días se habla mucho de un posible amaño del Oviedo-Sevilla de comienzos de siglo. Aprovechando el tema del momento, damos un pequeño repaso a aquel conjunto azulón que se codeó entre los grandes en la década de los noventa. Tristemente, hoy en día intenta salir del pozo de la Segunda B en la que se metió a mediados del nuevo siglo, llegando, incluso, a tener que jugar en Tercera División.

Bango, Berto, Carlos y Sañudo, instituciones del club carbayón.

El comienzo de la época dorada se produce en la temporada 88/89, con el regreso a Primera División. Esa temporada empezó con mucha incertidumbre, sobre todo tras la marcha de Carlos, pichichi en Segunda la temporada anterior, al FC Barcelona (aunque acabaría en el Atlético de Madrid), unido a los pocos refuerzos, entre los que destacaban la cesión del mejicano De La Torre y del ascenso desde el filial de Ricardo González “Bango” (quien se acabaría convirtiendo en una institución en el club carballón). A pesar de este contratiempo, Vicente Miera supo sacar rendimiento a su plantilla, donde destacaban jugadores como Cristóbal Parralo, “Berto” Martínez (otra institución junto a “Bango”), Tomás González o Juan Antonio Sañudo, para firmar la permanencia con cierta tranquilidad y certificando momentos memorables, como la victoria por 1-0 en el derbi (que se celebraba 13 años después) o la goleada al Atlético de Madrid (5-2), lo que supuso la vuelta de Carlos al Tartiere, para jugar en la segunda parte, recibiendo una gran ovación a su entrada en el terreno de juego.

Equipos de las temporadas desde 1987 a 1991.

Tras esta temporada de asentamiento en la categoría, se produce la vuelta a casa del hijo pródigo, ya que Carlos abandona la disciplina rojiblanca para volver a enfundarse la casaca azulona. Además, la llegada de Jabo Irureta al banquillo, unida a una acertada política de fichajes, con las incorporaciones de Antonio Rivas, Jordi Vinyals, Nenad Gracan o Félix Sarriugarte, provocan que el club vaya ganando peso entre los grandes. Por eso, en la siguiente temporada, en la que llegan al club jugadores como Nikola Jerkan o Janko Jankovic, provoca que los carbayones se clasifiquen para la Copa de la UEFA, un hecho histórico en el club.

En la temporada del debut europeo, casi consigue pasar su primera eliminatoria, ya que gana en Oviedo al Génova 1-0 (gol de Berto), pero pierde en los minutos finales del partido de vuelta por 3-1. En liga, vuelve a la zona media de la tabla, teniendo como mayor logro la victoria por 1-2 en el Camp Nou ante el famoso Dream Team de Johan Cruyff. Entre los fichajes de esa temporada, destaca uno por encima del resto, el de Marius “La Fiera” Lacatus.

Equipos de las temporadas des 1991 a 1995.

Tras esa temporada de disfrute europeo, el club pasa ciertos apuros para lograr la permanencia (se salva por 1 punto), provocado por un bache de resultados que provoca la destitución de Jabo Irureta y la llegada de Radomir Antic, previo paso de Julio Marigil durante una jornada. Se trata de una temporada de cambios, el que se produce el paso de la entidad a Sociedad Anónima Deportiva, siendo su máximo accionista Celso González, continuando como presidente Eugenio Prieto.

En las dos temporadas siguientes, ya con Radomir Antic asentado en el banquillo, el equipo finaliza las temporadas en mitad de tabla (9º y 14º puesto respectivamente) se produce la llegada de jugadores clave como son Slavisa Jokanovic o Robert Prosinecki (como cedido) o el ascenso desde el filial de jugadores que resultarán claves en el futuro oviedista, como Oli, Mora, Iván Ania o Manel. Esta etapa se cierra con la marcha de Radomir Antic al Atlético de Madrid.

Equipos de las temporadas desde 1996 a 2001.

Con la marcha de Radomir, se vuelve a una etapa de inestabilidad en los banquillos, ya que sus inquilinos no duran más de una temporada, lo que corta el asentamiento del club fuera de zona de peligro, volviendo a luchar de nuevo por la permanencia en Primera División, tocando fondo en la temporada 97/98, con la disputa de la promoción de permanencia. A pesar de eso, al club llegan jugadores con solera en el mundo del fútbol, como son el fallecido Peter Dubovsky, el ruso-ucraniano Viktor Onopko, el ex-barcelonista Thomas Christiansen, el argentino Fernando Gamboa, el mozambiqueño Abel Xavier, el panameño Dely Valdés, el actual seleccionador portugués Paulo Bento o el argentino Roberto Pompei. Además, la cantera azulona sigue dando sus frutos, ya que salen jugadores como Esteban, César Martín, “Chino” Losada, Jaime, Dani Amieva, Sergio Boris, Geni o Idrissa Keita.

Viktor Onopko Peleando un balón con Luis Figo.

A pesar de la disputa de esa promoción de permanencia, el club salva los muebles y consigue quedarse en la máxima categoría. A pesar de eso, vuelve a jugar con fuego, ya que logra salvarse sin demasiada holgura con respecto a los equipos descendidos (sobre todo en la temporada 99/00, donde gana en la última jornada al Sevilla, descendiendo el Betis, partido del que se habla mucho estos días por un posible amaño), llegando a quemarse en la temporada 00/01. Radomir Antic, de vuelta tras no salvar al Atlético de Madrid la temporada anterior, se jugaba todo en la última jornada. La clasificación era la siguiente: los dos últimos ya descendidos matemáticamente eran el CD Numancia y el Racing de Santander. Quedaba la antepenúltima plaza de descenso por determinar, que se disputaban cuatro equipos. Con 42 puntos estaba el Real Valladolid, con 41 puntos el Real Oviedo y Real Zaragoza, y con 39 puntos y en zona de descenso, el Osasuna. El Oviedo dependía de sí mismo, para seguir en puestos fuera del peligro, que no había tocado en las 37 jornadas anteriores. Se enfrentaba al RCD Mallorca que tenía asegurado el tercer puesto, y muy lejos del subcampeonato. La victoria de Osasuna frente a la Real Sociedad y la derrota por 4-2 del Oviedo consumaba el descenso de categoría.

Cristóbal Parralo, Dani Amieva, Ivan Ania y Oli.

Tras 13 años sin pisar la categoría, el Oviedo vuelve a Segunda División, donde hizo una buena primera vuelta, y tras pasar varias jornadas en puestos de ascenso, finalmente quedó a 11 puntos de conseguirlo. La debacle llegó en la temporada siguiente, en la que tras una desastrosa temporada de sus jugadores, el club descendió a Segunda División B. Además los jugadores denunciaron al club por impago. A pesar del acuerdo entre jugadores y directiva sobre la cantidad global que percibiría la plantilla, la falta de acuerdo sobre el aval que garantizase el cobro provocó que no se retirase la denuncia de los jugadores y el club descendiese administrativamente a Tercera División el 2 de agosto de 2003, por primera vez en sus 77 años de historia.

Antonio Rivas, Félix Sarriugarte, Viti y Nenad Gracan.

A partir de ahí, se produce un cisma institucional, ya que el en medio de una gran crisis resultado de la nefasta gestión por parte de Celso González y Eugenio Prieto, el Ayuntamiento se prestó a refundar el club por medio de otro ya existente, transformando así el Astur Club de Fútbol, histórico club fundado en 1923, al que se le cambió el nombre por el de Oviedo-Astur Club de Fútbol, abreviado de forma intencional en Oviedo ACF, escudo, muy similar al del Real Oviedo, y colores, idénticos a los del Real Oviedo. Esto generó aún más tensión, ya que nadie era partidario de esta acción. Por eso, se llegó a disputar un encuentro entre ambos clubes (el Real Oviedo y el Oviedo ACF) en el Carlos Tartiere, con la mayor asistencia de la historia en un partido de 3ª División, con 16.573 espectadores. El Real Oviedo finalizó como campeón, pero falló en su intento de ascender al perder ante el Atlético Arteixo.

Ante el apoyo popular conseguido por Real Oviedo, el Ayuntamiento tuvo que rectificar su política hacia el club restableciéndose paulatinamente las relaciones institucionales. El Astur Club de Fútbol acabó recuperando sus antiguas señas de identidad, nombre, escudo y colores en 2007 acabando con el Oviedo ACF tras cuatro años de existencia.

Peter Dubovsky, Janko Jankovic y Nicola Jerkan.

Tras estas temporadas con más sombras que luces, el club asciende a Segunda División B en la temporada 08/09, después de hacer una gran campaña, categoría en la que permanece en la actualidad, esperando a que lleguen nuevos tiempos en los que el Oviedo vuelva a codearse con los grandes del fútbol español y europeo.

Diego Cervero volverá a ser el emblema azulón tras varias temporadas en el Logroñés.

Publicado en Equipos

El gran Celta de las noches europeas


Aprovechando el día en el que el Celta de Vigo vuelve a Primera División, recordamos aquel Celta mágico de finales de los 90 y principios del nuevo siglo que maravilló con su fútbol a los grandes del continente europeo.

El germen de este equipo tiene su inicio a principio de la década de los 90, cuando consigue el ascenso a la máxima categoría en la temporada 91/92. En aquel equipo, formado por jugadores como Pachi Villanueva (actual entrenador de porteros), un jovencísimo Jorge Otero, el capitán Vicente Álvarez, el brasileño Fabiano Soares o Luis Dadía. Pero entre ellos sobresalía el delantero bosnio Vlado Gudelj (actual delegado), que gracias a su gran temporada se coronó como Pichichi de la categoría de plata, con 26 tantos.

Vicente junto a Maradona y Patxi Salinas.

En la temporada del regreso, con la incorporaciones de jugadores como Patxi Salinas, Santi Cañizares, Vicente Engonga, Mirolav Ratkovic o Isma Urzaiz y bajo el mando del técnico bilbaíno Txetxu Rojo, el club olívico consigue un meritorio 11º puesto, destacando por su solidez defensiva, ya que Cañizares resultó ser Zamora, junto a Paco Liaño.

Tras esta temporada, en la siguiente realiza una temporada discreta, ya que finaliza en 15º lugar. Pero su buen hacer llega en la Copa del Rey, donde llega a la final, la cual pierde, en los penaltis, contra el Zaragoza de Víctor Fernández. En esta temporada, a los jugadores ya conocidos, se incorporan otros como Stjepan Andrijasevic, Rafa Berges, Alejo Indias o el actual entrenador del FC Barcelona, Tito Vilanova.

Mazinho y Vlado Gudelj, dos símbolos del celtismo.

Tras esta temporada de sinsabores y otras varias de transición, en las que combina las temporadas tranquilas con las de máxima tensión al jugar con el descenso, llega la temporada 97/98, la de la vuelta a Europa. Acaba en 6º lugar, disputando la UEFA durante la temporada siguiente, y cuenta en plantilla con jugadores que marcarán un punto de inflexión en la historia celtiña: el estonio Valery Karpin, el ruso Alexander Mostovoi, el brasileño Mazinho (Campeón del Mundo ´94, padre del jugador del FC Barcelona Thiago Alcántara), el israelí Haim Revivo o el serbio Goran Djorovic.

Makelele y Karpin frente a Davids y Tachinardi.

En la temporada europea, realiza un gran papel al llegar a cuartos de final, donde es eliminado por el Olympique de Marsella, y eliminando a clubes como el Aston Villa, Valencia o Liverpool. En liga, alcanza un meritorio 5º puesto, que le permite disputar nuevamente competición europea. A la plantilla se unen las incorporaciones de Víctor Fernández en el baquillo, los exmadridistas Michel Salgado y Claude Makelele, el ex valencianista Juán Sánchez, Dan Eggen o Jordi Cruyff.

Mostovoi frente al Liverpool, la Juventus y el Celtic de Glasgow.

A la temporada siguiente, la última del siglo, se logra clasificar en un meritorio 7º puesto y vuelve a clasificarse para competición europea, gracias a que el Real Madrid, a pesar de acabar como 5º, gana la Liga de Campeones y disputa esa competición. En Europa empieza a sonar con fuerza su nombre, ya que demuestra un enorme poderío al derrotar por 7-0 en Balaídos a todo un Campeón de Europa como la SL Benfica, a “La Vecchia Signora” por un contundente 4-0 en Balaídos, y donde es apeado por el RC Lens.

Recorte de periódico del 7-0 al Benfica.

En la primera temporada del nuevo siglo, vuelve a clasificarse para puestos europeos (finaliza 6º en Liga) y vuelve a llegar a la final de la Copa del Rey, donde pierde, nuevamente, con el Real Zaragoza, pero esta vez por 1-3 en La Cartuja. Se trata de una temporada de sinsabores, ya que al perder nuevamente una final y al no poder acceder a semifinales al ser apeado por el FC Barcelona.

Imágenes del Celta-Aston Villa.

Tras esta temporada, en la que parece que ha llegado el cénit celeste, consigue finalizar nuevamente 5º. Aún así, la temporada más importante de la historia sería la 02/03, ya que consigue finalizar en un merecidísimo 4º lugar, lo que provoca que pueda sonar en la temporada siguiente el himno de la Champions en Balaídos. Aquí también hay que reseñar que se había producido un cambio en el baquillo, con la marcha de Víctor Fernández y la llegada de Miguel Ángel Lotina. Además, destaca la gran temporada de Edú, ya que consigue anotar 12 goles.

Portada del Marca tras el Celta-Juventus.

La siguiente temporada parecía que sería de ensueño, de grandes éxitos. Sin embargo, se convirtió en una temporada de sinsabores, ya que a pesar de dar buena cuenta de equipos como el AC Milan (0-0 en Balaídos y 1-2 en San Siro) o Ajax de Amsterdam (3-2 en Balaídos), no consigue eludir del descenso, y acaba la temporada en el pozo de Segunda División.

Jose Ignacio celebrando el 1-2 en San Siro ante Fernando Redondo.

Aquí se produce un punto de inflexión de la historia celeste, ya que a pesar de pelear por cotas mayores, y tras dos efímeras temporadas en Primera División (en la primera finaliza 5º), vuelve a la realidad de Segunda División, donde llega a pelear por eludir el descenso a Segunda División B.

A pesar de eso, y tras apostar de manera muy fuerte por la cantera para su proyecto, volverá a disfrutar de fútbol de Primera División para la temporada 2012/2013.

Publicado en Equipos

De los inicios del Súper Dépor al Euro Dépor


Ahora que está de actualidad, ya que el R.C. Deportivo ha regresado a Primera División tras una temporada en el infierno de Segunda. Por eso, vemos necesario repasar la historia gloriosa más cercana del club herculino en el balompié nacional.

El origen de conocido Súper Dépor comienza en los inicios de la década de los 90, cuando consigue el ansiado ascenso a Primera División, a los mandos de Arsenio Iglesias, cuando se cumplía la 7ª temporada en el club blanquiazul, durante su segunda etapa tras la interrupción en las temporadas 85/86 y 86/87, donde dirigieron al club herculino los fallecidos Txutxi Aranguren y Eusebio Ríos.

Estadio de Riazor.

Por aquel entonces, el club estaba ya presidido por el actual mandatario blanquiazul, Augusto César Lendoiro, y contaba con jugadores en plena progresión, como el símbolo del deportivismo, Francisco González “Fran”, el actual técnico del Valladolid Miroslav Djuckic (recordado por su famoso penalti fallado) o veteranos como Pedro Uralde, Sabin Bilbao o el uruguayo Martín Lasarte, ex técnico de la Real Sociedad. Con un gran grupo, consiguen el ansiado ascenso a Primera División como subcampeón, por detrás del Albacete.

En la temporada del regreso, y a pesar de incorporar a jugadores como Claudio Barragán, Paco Liaño o Luis Mª López Rekarte (hermano mayor de Aitor, ex de la Real Sociedad) y estar dirigidos por Marco A. Boronat hasta la jornada 30 y Arsenio Iglesias hasta el final de campeonato, no consiguen despegarse de la parte baja de la tabla, teniendo que disputar la promoción de permanencia. A pesar de esto, logra mantenerse.

Entrenadores emblemáticos, como Arsenio, Toshack e Irureta.

En la siguiente temporada, el club decide apostar fuerte al incorporar a dos figuras en ciernes de la Selección Brasileña, como fueron Mauro Silva y Bebeto. Además, también apuesta por el talento nacional, incorporando a Nando desde el Valencia y Adolfo Aldana desde el Real Madrid. Gracias a este salto de calidad en la plantilla, a una excelente temporada bajo los palos de Paco Liaño (encajó 31 goles en 37 partidos, empatado con Santi Cañizares, por aquel entonces en el Celta) y al gran acierto de Bebeto ante las redes contrarias (29 goles anotados), provocaron que el Dépor acabara 3º en Liga, por detrás de Madrid y Barcelona.

La trayectoria deportivista seguía al alza y a punto estuvo de alcanzar su cénit en la temporada 93/94. A los ya conocidos futbolistas blanquiazules, se les unieron los Alfredo, Donato, Voro, Manjarín o Paco Jémez, formando un equipo temible. Tan temible que casi consigue alzarse con el campeonato de liga. Tras una lucha encarnizada con el “Dream Team” de Cruyff, refrendada por la gran temporada de Liaño bajo los palos (sólo encajó 18 goles en 38 partidos), llega al último partido de Liga como líder y es cuando se produce el conocidísimo penalti fallado por Djukic. Y con el se va una gran oportunidad de ser campeones…

Aún así, tras este gran mazazo, el Dépor consigue recuperarse para la temporada siguiente, en la que llega el merecido y ansiado título, con la victoria en la Copa del Rey, en la temporada 94/95, ante el Valencia, desquitándose así de lo sucedido en la temporada anterior en Riazor en la última jornada. Esta temporada sería la del adiós del “Raposo de Arteixo”.

La siguiente temporada, la primera “post-Arsenio”, contaría con la llegada de J.B. Toshack al banquillo herculino, y con las incorporaciones de jugadores de la talla de “Txiki” Beguiristain, Radchenko o Martín Vázquez, no resulta una temporada muy fructífera en cuanto a resultados, a pesar de llevarse la Supercopa de España, ya que unicamente lograron clasificarse como novenos en Liga.

Rivaldo y Nando.

Sin embargo, tras este pequeño bajón, el club vuelve por sus fueros y logra clasificarse como tercero. Se trata de una temporada de cambios, con tres entrenadores distintos (Toshack, Corral y Carlos A. Silva) y con una multitud de incorporaciones, entre las que destacan jugadores como Jaques Songo´o, Noureddine Naybet, Rivaldo, Flavio Conceiçao o Petr Kouba. A pesar de eso, consiguen formar un gran grupo y es donde se empieza a ganar la fama del Euro Dépor, por sus grandes actuaciones en competición europea.

Donato, Djalminha, Martín Vázquez y Fran.

A pesar de un borrón en la temporada 97/98, donde sólo puede ser 12º, vuelve por sus fueros de la mano de Jabo Irureta (queda 6º en Liga), incorporando a jugadores que serían claves en los éxitos venideros, como son el “Turu” Flores, Romero, Djalminha, Schürrer o Manuel Pablo.

La temporada anterior sirvió de consolidación de un nuevo proyecto ganador, que alcanzaría su cénit con la última liga del siglo XX, ganada con 5 puntos de diferencia sobe el F.C. Barcelona, siendo el campeón con más bajo número de puntos de la historia. A los Djalminha, Mauro Silva, Donato, Manuel Pablo o Songo´o se les unen jugadores de la talla de Roy Makaay, Slavisa Jokanovic, Víctor Sánchez o Fernando Sánchez.

Como suele decirse en estos casos, lo difícil no es llegar, lo difícil no es mantenerse. Y como siempre se cumple, con el Dépor no iva a ser una excepción. Tras ser campeón y llevarse la Supercopa, no logra revalidar el título de Liga y queda subcampeón, por detrás del Madrid de Vicente del Bosque. Al proyecto se unen jugadores importantes como Molina, Diego Tristán, Valerón, Duscher, Capdevila o Pandiani.

Molina y Turu Flores.

Las noches de Liga de Campeones llegaron a La Coruña y no abandonarán la ciudad durante las siguientes cinco temporadas. En esta etapa, el Deportivo vence a equipos de la talla de Manchester United, Arsenal, Juventus, AC Milan, PSV Eindhoven, Paris Saint-Germain o Bayern de Múnich, alcanzando su mejor oportunidad de llevarse el título continental en la temporada 2003/2004, perdiendo en semifinales ante el Oporto de un “desconocido” José Mourinho.

En esta época también se produce el conocido “Centenariazo” al ganarle al Real Madrid la final en su estadio en el año de su centenario.

A partir de ahí, la crisis económica en la que se ve sumergido el club provoca que no se produzcan grandes temporadas tanto a nivel deportivo como a nivel institucional, provocando el descenso en la temporada 2010/2011.

A pesar de ello, el club decide apostar fuerte por el regreso a Primera y mantiene la mayor parte de la plantilla y jugadores emblemáticos como Valerón o Manuel Pablo, consiguiéndolo a falta de una jornada para el final, en Riazor, frente al Huesca, el 27 de Mayo de 2012.

Los aficionados blanquiazules demuestran su fe en el club ante un posible futuro exitoso que recuerde las épocas exitosas del pasado.

Publicado en Equipos

Del EuroMálaga de Peiró al Málaga de Pellegrini


Durante este verano, se está hablando mucho de la gran inversión que está haciendo el jeque Al-Thani en el Málaga, para así poder alcanzar grandes metas de la mano del “Ingeniero” Pellegrini.

No hace mucho tiempo, el Málaga transitaba por las divisiones inferiores del fútbol español. Su resurrección vino de la mano de Ismael Díaz, que consiguió devolver al conjunto malacitano a la categoría de plata en la temporada 97/98.

Tras este ascenso, la directiva decide poner al frente de la plantilla a Joaquín Peiró, que venía de cuajar una gran temporada con el Badajoz en la categoría. Ahí fue donde realmente se empezó a formar el gran Málaga de finales de los 90 y comienzo del nuevo siglo. Con jugadores como Agostinho, Edgar, De Los Santos, Movilla, Roteta o Catanha (artillero del equipo con 26 tantos), el Málaga consigue ascender a 1ª División, tras finalizar 1º en la clasificación.

Los jugadores manteando a Peiró.

La temporada siguiente, la de consolidación del proyecto, llegan al club jugadores como Contreras, Fernando Sanz, Rojas o Musampa. El club consigue acabar en una meritoria 12ª posición, logrando el objetivo inicial: la permanencia.

La “Doble D”.

Comienza un nuevo siglo y con él la gloria del club malacitano. Al proyecto se unen dos jugadores que darán el salto de calidad que tanto necesitaba la plantilla: la famosa “Doble D”, formada por Dely Valdés y Darío Silva. La actuación de los dos fue clave para alcanzar grandes cotas, ya que el club consigue clasificarse para la Copa Intertoto, al ser los artilleros del equipo, con 17 y 13 tantos respectivamente.

Tras una gran temporada, y recordando la máxima que dice que lo difícil no es llegar, sino mantenerse, el club arranca la temporada 02/03 con el éxito de ganar la Copa Intertoto, con lo cual participaría en la Copa de la Uefa de esa misma temporada, donde llegaría a cuartos, siendo derrotado por el Boavista portugués. En Liga, acabaría en el décimo puesto. En esta temporada llegaría jugadores de la talla de Canabal, Romero, Miguel Ángel o Litos.

Tras el éxito, llega la desilusión. El club, acostumbrado a asombrar al público y al panorama futbolístico nacional, no consigue pasar de la 13ª posición en la temporada 02/03, la que sería la última de Peiró como técnico malacitano.

Plantilla del Málaga que juega la Uefa.

Después de unas temporadas de idas y venidas, el club pretende hacer un proyecto ambicioso en la temporada 10/11. Para ello, contratan un técnico con experiencia, a Jesualdo Ferreira, pero el técnico portugués no rinde lo esperado y es sustituído por Pellegrini en Noviembre. Tras un mercado invernal muy agetreado, en el que llegan jugadores de la talla de Baptista, Demichelis, Maresca o Asenjo, uniéndose a los Apoño, Recio, Duda, Wellington o Rondón, el “Ingeniero” consigue dejar al club en una meritoria 11ª posición, tras haber coqueteado con el descenso durante varias jornadas.

Presentación de Julio Baptista.

La temporada 11/12 se presenta ilusionante para su aficción, ya que al club han llegado jugadores de la talla de Ruud Van Nistelrooy, desde el Hamburgo, Joaquín, desde el Valencia, Buonanotte, desde River Plate (fichado en Enero), Jeremy Toulalan, desde el Olympique de Lyon, Nacho Monreal, desde Osasuna, Sergio Sánchez desde el Sevilla, Isco desde el Valencia y Mathijsen desde el Hamburgo.

Presentaciones de Van Nistelrooy y Joaquín.

Además, el club no da por cerrada su plantilla, ya que prepara una incorporación de renombre y multimillonaria, para poner la guinda al pastel de una plantilla que aspira a cotas muy altas en la próxima Liga.