Publicado en Jugadores

El goleador fugaz. La historia de Alen Peternac


Temporada 94/95 en Primera División. El Real Valladolid finaliza en 19º lugar, lo que conlleva su descenso a Segunda División. La polémica tanto a nivel administrativo como popular creada por los descensos burocráticos (en ese momento a Segunda División B) del Sevilla F.C. y el R.C. Celta de Vigo dejaba en Primera División tanto al Real Valladolid como el Albacete Balompié. Ante tal batiburrillo creado, y bajo la amenaza de la suspensión por motivos judiciales de las competiciones, con las consiguientes indemnizaciones a las partes afectadas, se decidió crear la conocida como Liga de los 22.

peternac1.jpg
Durante su presentación con el Real Valladolid.

El Real Valladolid, decidido a no pasar las penurias el año anterior, de la mano de Rafa Benítez, decide explorar el mercado en busca de talento extranjero.  Al club llega un jugador que, posteriormente, no logra asentarse, a pesar del cartel que tenía. Se trataba de Sejad Halilović, padre del popular futbolista croata Alen Halilović, ex jugador del FC Barcelona y Sporting de Gijón en nuestro país. Con Sejad llega sin hacer mucho ruido nuestro protagonista, Alen Peternac, a pesar de una prometedora carrera en su país bajo los colores del Dinamo de Zagreb.

Su acople al conjunto y  a la liga fue tal que ni el tan temido “periodo de adaptación” que suelen sufrir ciertos jugadores hizo mella en su rendimiento: 23  goles en algo más de 3.000 minutos que dispuso en los 39 partidos que llegó a disputar en la temporada 95/96. Su espectacular rendimiento, unido a su edad (23 años por aquel entonces) lo catapultó al estrellato, siendo pieza indispensable en la salvación del conjunto pucelano.

peternac.jpg
Celebrando un gol junto a Víctor, Benjamín Zarandona, Diego Klimowicz y Alberto Marcos.

Su segunda temporada no fue del todo buena en lo personal, ya que una lesión le cortó “las alas”, dejando su registro goleador en 6 tantos. Por contra, en el aspecto colectivo el equipo logró finalizar en 7º lugar, lo que trajo consigo la clasificación para disputar la Copa de la UEFA. Las dos siguientes temporadas regresaría a unos guarismos respetables, con 13 dianas en cada una de las temporadas, pero con la duda de si podría haber sido más letal, dado que tanto era conocida su fama dentro del campo como en la noche vallisoletana. Tanto es así que sigue siendo un rumor extendido por la ciudad que un día se fue de juerga hasta las 7 de la mañana cuando debía estar entrenando a las 11. Algo que, además, también afectaba a su estado físico, que tendía al sobrepeso.

Su última temporada como blanquivioleta estuvo marcada por su negativa a renovar su contrato, debido al interés de los grandes en contar con sus servicios. Esto hizo que su rendimiento cayese en picado, con 0 dianas anotadas en 11 partidos jugados, sin siquiera llegar a los 500 minutos jugados en liga.

alen-peternac.jpg
Durante un partido con la elástica del Real Zaragoza.

La temporada 00/01 trajo su fichaje por el Real Zaragoza. Su primera misión era hacer olvidar Savo Milosevic, jugador balcánico que pasó por el Real Zaragoza, R.C. Celta de Vigo o C.A. Osasuna. Este hecho generó una gran presión en Alen, lo que unido a sus precedentes con los problemas nocturnos y la prematura marcha de Juan Manuel Lillo (su gran valedor) llevó a un declive sin precedentes en su rendimiento, ya que sólo jugó poco más de 180 minutos en liga, repartidos en 9 partidos. Un intento de relance en modo de cesión al Real Murcia (por aquel entonces en Segunda División), con 2 goles en 21 partidos no parecían suficientes guarismos para el que otrora fuera ídolo a orillas del Pisuerga. Su vuelta a Zaragoza trajo consigo la retirada de la ficha por parte del club maño, por lo que, tras un tiempo sin equipo, decidía poner fin a su carrera deportiva en 2003, con apenas 30 años.

Desde entonces, se ha dedicado a la representación de jugadores. En la actualidad, y tras estar un tiempo asentado en Marbella, vive en Eslovenia, preguntándose, quizás, a donde pudiese haber llegado su carrera si las lesiones y su ajetreada vida nocturna no se hubiesen puesto de por medio.

31626.jpg

Anuncios
Publicado en Jugadores

Otro “olvidado”: Martín Vellisca.


Martín Vellisca (Madrid, 22 de agosto de 1971) es/fue un futbolista al que se le perdió la pista cuando jugaba en el Logroñés CF (antiguo CD Recreación de La Rioja), ya que este club, fundado en el año 2000, desapareció en 2008, cuando se negaron a disputar el campeonato de 3ª División, tras descender del grupo II de Segunda División B. En este equipo militaban jugadores como Asier Salcedo, Nacho Franco, Carlos Paixao o Carlos Tornero, entrenados por el carismático y clásico entrenador del fútbol gallego, Rafa Sáez.

vellisca zaragoza
Durante su etapa en el club de la ciudad del valle del Ebro.

Su aparición dentro del mundo profesional se da con la ya extinta UD Salamanca, por aquel entonces en Segunda División, y con la que logra ser una pieza clave (36 partidos y 3195 minutos) en el ascenso del conjunto salmantino a Primera División al final de temporada. Decir que en esa época el club era lo que se le puede considerar como “equipo ascensor”, ya que en las 5 temporadas que permanece en el club, este sufre 2 ascensos y 2 descensos de categoría, siendo pieza clave en el club, ya que acumula un total de 180 partidos.

En el último descenso del club, Vellisca cambia de aires y ficha por el Real Zaragoza. Allí, consigue la continuidad que ya tenía en su anterior club, ya que sigue siendo uno de los fijos del club, con más de 30 partidos en cada una de las tres primeras temporadas, guarismos que bajan en la 4ª (26 partidos) y, sobre todo, en su última, con 5 partidos jugados. Además, es partícipe también de los éxitos del club a nivel de títulos, ya que forma parte del equipo campeón de Copa del Rey en las temporadas 00/01 y 03/04 (ante el Celta de Vigo y Real Madrid respectivamente).

con jamelli
Con Paulo Jamelli en el Real Zaragoza.

Tras esta etapa gloriosa, Vellisca baja un peldaño a nivel deportivo, para fichar por la UD Almería en Segunda División. Allí, permanece dos temporadas (35 y 16 partidos respectivamente) hasta que decide bajar un peldaño más, para enrolarse en las filas del Logroñés CF, con el que tras dos temporadas decide retirarse, con 37 años y motivado por el descenso (y posterior desaparición) del club a Tercera División.

Como entrenador, figuró como miembro del cuerpo técnico de la SD Oyonesa de Tercera División, como ayudante de un antiguo entrenador suyo en el Logroñés, pero que, como he podido observar en una entrevista concedida a El Periódico de Aragón, “Fue una gran experiencia pero el fútbol me dejó muy quemado y ahora prefiero disfrutar de mi familia.” Por lo que se encuentra alejado del mundillo que lo lanzó a la fama.

salamanca-horz
Como jugador de la UD Salamanca y en su última etapa en el Logroñés CF.

 

Las imágenes del post tienen sus derechos de autor. Su utilización en este post no busca un interés particular, sino que sirvan de apoyo al texto en sí mismo.