Publicado en Equipos

El Osasuna entre los grandes


Hoy en día el club se encuentra en una situación delicada, ya que no pasa por su mejores momentos, tanto a nivel deportivo, después de su descenso a Segunda División, cerrando así un periplo  de 14 temporadas en la máxima categoría nacional; como a nivel institucional, donde el anterior gestor administrativo del club ha afirmado que el club estuvo implicado en el amaño de partidos durante el final de la pasada temporada, para evitar el descenso.

Además, la situación deportiva, por méritos clasificatorios, ha provocado la reciente destitución de su entrenador, el histórico delantero polaco Jan Urban, que tras un titubeante inicio parecía que había reconducido la situación, pero ahora mismo, tras encontrarse en tierra de nadie, con mayor presión por evitar el descenso que por volver a la máxima categoría. Por eso, es bueno repasar a ese Osasuna de Javier Aguirre, en una época de bonanza donde peleaba por cotas mayores, reservadas a clubes con títulos importantes en su vitrina.

La leyenda de este equipo comienza a fraguarse a principios de la temporada 2002/2003. El mexicano Javier Aguirre, más conocido como “El Vasco” Aguirre, llega al club en sustitución de Miguel Ángel Lotina, que había logrado salvar al club del descenso la temporada anterior, no sin pasar apuros, ya que finaliza en la última plaza que da derecho a la salvación, con dos puntos más que Las Palmas, cuatro más que el Tenerife y cinco más que el Real Zaragoza, a la postre los tres equipos descendidos.

Javier-Aguirre-Osasuna-gancedo-horz
A la izquierda, Javier Aguirre, Pablo García y el “Pipa” Gancedo. A la derecha, Patxi Puñal perseguido por Lass Diarrá y Arjen Robben.

De su mano, llegan al club jugadores poco conocidos, pero que resultarían claves en los resultados del club. Estos eran Antonio López, lateral izquierdo llegado desde el Atlético de Madrid; Pablo García, del Venecia italiano, Valdo Lopes, de la cantera del Real Madrid, o Richard “El Chengue” Morales. Además de estos jugadores, en el club ya estaban auténticas referencias rojillas, como pueden ser J. Manuel Mateo (actual entrenador del club), Josetxo, “Patxi” Puñal, César Cruchaga,John Aloisi, o los ya veteranos Alfredo, Leonel “El Pipa” Gancedo, Iván Rosado, Yangüas y J. Carlos Unzué. Esa temporada consiguen finalizar en una meritoria 11ª posición, sin pasar excesivos apuros para mantener la categoría.

final copa
Momentos antes de iniciarse la final de Copa del Rey ante el Real Betis.

Durante las dos siguientes temporadas, llegarán al club jugadores que serán parte importante del bloque que darán alegrías a la afición rojilla, como son los Pierre Webó, Ludovic Delporte o Savo Milosevic. Además, de la cantera del club surge una de las futuras promesas del club rojillo, Raúl García, que llega a debutar en Primera División con 18 años, la temporada anterior. En cuanto a temas clasificatorios, el club sigue luchando por la permanencia, pero sin pasar apuros, ya que esté rondando siempre los puestos de media tabla. Es en el famoso torneo del K.O., la Copa del Rey, donde empieza a labrarse su gesta, ya que consigue llegar a la final de la temporada 2004/2005, pero faltándole esa pizca de suerte necesaria para llevarse el trofeo, ya que pierde 2-1 con el Real Betis en la final. Sin embargo, consigue el billete para disputar competición europea, ya que el Betis finaliza ese año en 4ª posición, por lo que le da derecho al subcampeón copero a ocupar su posición en la extinta Copa de la UEFA (en la actualidad conocida como UEFA Europa League).

aguirre-milosevic-webó
Javier Aguirre con Savo Milosevic y Pierre Webó.

Para la temporada siguiente, el club decide incorporar a un jugador que sería imprescindible bajo los palos. Ese no era otro que Ricardo López, que tras su periplo por el Manchester United decidía que era el momento de volver a la Liga que lo catapultó. Además, llega Bernardo Romeo, delantero argentino que aportaría lucha y goles, e irrumpe con fuerza desde el filial Javi Flaño, desde el lateral derecho. Con esta incorporación, y con la base del equipo asentada, donde Raúl García ya adquiere galones dentro del juego del equipo,  logra lo que hoy en día sería impensable viendo la diferencia entre los grandes de la liga y los equipos modestos: ser subcampeón de invierno. Al final de temporada, y a pesar de la pérdida de fuelle debido al nivel de las demás plantillas de la competición, finaliza en un muy meritorio 4º lugar, lo que le da opción a disputar la fase previa de la Liga de Campeones. En cuanto a su periplo europeo, no logra batir al Stade de Rennais en la Primera Ronda de la competición, al caer con el conjunto galo por 3-1 en el cómputo global.

morales con izco-horz
A la izquierda, “Chengue” Morales con Patxi Izco en su presentación. A la derecha, Ricardo López.

Para la temporada siguiente, el “Vasco” Aguirre ya no está en el club, siendo reemplazado por “El Cuco” Ziganda, ya que ficha por el Atlético de Madrid. Además, no logran acceder a la fase final de la Champions, siendo apeados por el Hamburgo en la eliminatoria previa. Aún así, al ser apeados en la última ronda previa, tienen derecho a participar en la Copa de la UEFA, torneo que les haría ser conocidos en el continente europeo. Esta temporada, la 2006/2007, llegan jugadores de la talla de Roberto Soldado, Juanfran Torres, Javad Nekounam o las futuras promesas Nacho Monreal, Kike Sola o César Azpilicueta. La exigencia de disputar tres competiciones los lleva a volver a luchar por la permanencia en el torneo doméstico, pero consiguen llegar a semifinales de la Copa de la UEFA, donde son apeados por el Sevilla FC, a la postre ganador del torneo.

gol leverkusen-horz
A la izquierda, celebración de uno de los goles ante el Bayern Leverkusen en el BayArena en los cuartos de final. A la derecha, en el partido de ida de la semifinal de la UEFA.

A partir de ahí, las proezas del club parecieron olvidadas, pasando nuevamente a unas temporadas cargadas de preocupación por la salvación, ya que salvo en las temporadas 2010/2011 y 2011/2012, donde el club logra clasificarse 9º y 7º respectivamente, no evita estar en las zonas calientes de la tabla, es decir, las tres que marcan el descenso categoría y las más próximas a él, hasta que toca fondo en la temporada 2013/2014, que lo lleva a caer al pozo de la Segunda División, categoría en la que hoy se encuentra inmerso y de la que trata de escapar a toda costa para no verse implicado en un proceso duradero en el tiempo por volver a la máxima categoría del balompié nacional.

cruchaga despedida
Despedida de Cruchaga ante la afición rojilla.

Publicado en Jugadores

La torre gallega: Manuel Canabal


Si existe un jugador que marcase el techo a nivel de estatura en el fútbol de la comunidad gallega, ese era Manuel Canabal, gracias a sus casi 2 metros de estatura. Nacido en Forcarei, unha localidad del rural gallego que dista, aproximadamente, 43 km de la capital de la provincia de Pontevedra. Precisamente, en el conjunto granate sería donde se daría a conocer, ya que tras iniciarse en el Atlético Forcarei (el equipo de su pueblo), pasa a fichar por el Atlético Pontevedrés (por aquel entonces filial del conjunto capitalino).  Tras ir hacerse paso hasta la primera plantilla, algo que logra en la temporada 94/95, donde auguraba un gran futuro para un jugador de 20 años, las expectativas se superan y consigue atraer el interés del CP Mérida, por aquel entonces en Primera División, y al que llega tras desvincularse del Pontevedra CF (que militaba en Segunda División B).

alavés
Durante su etapa en el Deportivo Alavés.

Su andadura en el conjunto “romano” no comienza del todo bien, ya que se para la primera temporada casi en blanco, a pesar de estar cedido en el CD Leganés, por aquel entonces en Segunda División. Aún así, Canabal vuelve al club al final de temporada para intentar hacerse un hueco en la plantilla y en las alineaciones en la intentona del club de volver a Primera División (ya que había descendido la temporada anterior). Consigue asentarse y además ser parte importante del ascenso del club, ya que participa en un total de 35 partidos, consiguiendo la nada despreciable cifra de 10 goles. Estas actuaciones no pasaron desapercibidas para los clubes punteros, en busca de dar ese “pelotazo” a la hora de fichar jugadores a un coste razonable y que pudiesen llegar a ser una inversión productiva y fructífera. Por eso, el Real Madrid, presidido por aquel entonces por Lorenzo Sanz, y bajo la recomendación del entonces técnico Fabio Capello, invirtió la friolera de 800 millones de pesetas de la época (casi 4,9 millones al cambio aproximadamente).

El problema, como en su anterior etapa, fue que no logró hacerse hueco en un plantel que contaba en la delantera con jugadores como Raúl, Mijatovic, Suker y Morientes. Además, su principal valedor en el fichaje, Fabio Capello, ya no estaba en el club, ya que Lorenzo Sanz había decido apostar por Jupp Heynckes. De ahí que el club le buscase salida, y esta apareciese en la capital pucelana, donde no consigue tampoco demasiada continuidad pero aún así disputa 15 partidos. Decir de paso que esa temporada el Real Madrid resultaría ser, a la postre, vencedor de la Liga de Campeones y de la Supercopa de España, títulos que figuran en su palmarés a pesar de no haber disputado ningún encuentro de competición continental.

rayo-madrid
Con el Rayo Vallecano (izquierda) y el Real Madrid (derecha).

Después de este periplo pucelano, el club decide cederlo nuevamente. Primero recala en el Deportivo Alavés (temporada 98/99, 30 partidos y 5 goles) y durante la temporada siguiente en el Rayo Vallecano, que relanza su carrera tras jugar 33 partidos y anotar 11 goles.

Al año siguiente, el Málaga CF decide apostar por el para que actúe como recambio de la famosa “Doble D”  que formaban en la delantera dos jugadores de la talla de Dely Valdés y Darío Silva, a los que Canabal sirve de complemento y refresco, aportando su juego desde una posición más secundaria pero efectiva. En el conjunto de la Costa del Sol se asienta durante 4 temporadas, donde su cifra de partidos nunca baja de los 20 por temporada, y donde forma parte de una de las épocas más gloriosas a nivel deportivo del club malacitano, la que he tildado como “El EuroMálaga de Peiró”.

malaga
Durante su etapa en el club de la Costa del Sol.

Con 30 años, y en una etapa de su carrera en un punto alto, decide volver a casa, para sentirse importante en el club que lo lanzó, el Pontevedra CF, que tras muchos años volvía a Segunda División. De su presentación con el club granate se pueden extraer frases como “Eu non veño aquí de estrela. A Segunda é moio dura e teremos que ser un bloque se queremos salvarnos” y tras rechazar propuestas de otros clubes. Aún así, no pudo finalizar en los campos la temporada, ya que los problemas físicos no le permitieron hacerlo, concretamente un problema lumbar y de la pelvis, que le permitía incluso hacer vida normal y que se agravaba con la práctica deportiva, ya que como el mismo reconoció, era incapaz de encontrar la postura adecuada para dormir sin dolor después de los días de entrenamiento. Por eso, se despedía, entre lágrimas, en las instalaciones del Hospital Miguel Domínguez de Pontevedra, acompañado por el presidente del club granate por aquel entonces, Nino Mirón, y por el doctor Cota, que en la actualidad ejerce su profesión en el Real Club Celta de Vigo y en la Selección Española.

despedida
El día de su despedida por culpa de una lesión crónica.

Posteriormente, alejado de los terrenos de juego, Canabal participó como comentarista de los programas deportivos de la Televisión de Galicia, en los diferentes partidos que retransmitía este canal autonómico.

* Las imágenes del post tienen sus derechos de autor. Su utilización en este post no busca un interés particular, sino que sirvan de apoyo al texto en sí mismo.

Publicado en Jugadores

Volvemos con… Ángel Lekumberri


Antes de nada, daros las gracias por vuestras visitas y por vuestra interacción. Además, aprovecho para recomendaros que nos busquéis tanto en Twitter como en Facebook.

En lo que al post se refiere, hoy me centraré en un  jugador clásico, regular, de los que no destacaba como una estrella pero que siempre aportaba en sus clubes. Ese jugador es Ángel Lekumberri (21 de enero de 1970, Pamplona, Navarra), un centrocampista de corte defensivo que llegó a disputar un total de 7 temporadas en Primera División.

A pesar de ser Pamplona, sus inicios futbolísticos conocidos nos llevan a la UP de Langreo, donde se labra un nombre que lo lleva a fichar por el filial del Athletic de Bilbao en 1991. En los cachorros de Lezama sigue con su progresión hacia la élite, disfrutando de continuidad en cada una de las tres temporadas que milita en el filial del conjunto bilbaíno (nada menos que 111 partidos y casi 10.000 minutos disputados). Su buen hacer lo lleva a dar el salto a la SD Compostela, que por aquel entonces militaba en Primera División.

lekumberri con lardín-horz
Lekumberri en su etapa en la SD Compostela. Con Jordi Lardín (izquierda) y Óscar García (derecha).

En el conjunto de la capital de Galicia sigue gozando de una gran regularidad, demostrado en que desde el primer momento se trata de un jugador que goza de una media de 87 minutos en los 36 partido de liga que disputa, lo que provoca que su progresión futbolística siga su proceso.

Con la SD Compostela le tocó vivir los buenos momentos del club gallego en la élite, donde compartía vestuario con jugadores como los ya posteados “Tato” Abadía, Kostas Salapasidis, Nacho, Javier Bellido, Villena y “El Chopo” Tocornal; y los no tan buenos, ya que en la temporada 97/98 le tocaría sentir el amargo sabor del descenso a Segunda División. Las dos siguientes temporadas sigue en el club, disfrutando de 21 y 38 partidos respectivamente, pero decide abandonar la entidad para irse al club de su tierra, el CA Osasuna.

lekumberri con raúl-horz
En su etapa como jugador “rojillo”.

En el conjunto pamplonica, al que llega con 30 años, llega para seguir con la tónica de su carrera, ser un jugador utilizado por todos los entrenadores y en la que siempre aporta, un jugador de club. A pesar de eso, va perdiendo peso a nivel de minutos en el campo, ya que sus medias bajan considerablemente. Esto, unido a su edad, lo lleva a dar un último paso dentro del fútbol profesional, fichando por el Levante UD, donde tampoco goza de demasiado protagonismo pero que forma parte de la plantilla que logra el ascenso a Primera División en la temporada 03/04.

lekunberri-dejando
Sus últimas temporadas con la UP de Langreo antes de colgar las botas.

Por su parte, Lekumberri decide volver a sus orígenes, al club que lo lanza deportivamente el el mundo de fútbol, la UP de Langreo, donde disputa dos temporadas hasta su retiro en 2006.

Después de colgar las botas, sigue ligado al mundo del fútbol como miembro del cuerpo técnico de las categorías inferiores del CA Osasuna. Pero desde el año 2013 se le ha perdido la pista dentro del mundillo (siento no encontrar más información sobre él).

lekumberri saque de honor
El día de su homenaje con la SD Compostela.

* Las imágenes del post tienen sus derechos de autor. Su utilización en este post no busca un interés particular, sino que sirvan de apoyo al texto en sí mismo.

Publicado en Curiosidades

#CuriosidadesDelFútbol III


La tercera entrega trata sobre le famosa Liga de 22. Se trata de la temporada 95/96 en Primera División, donde participaron un total de 22 equipos. Este hecho sucedió porque tanto el Sevilla como el Celta de Vigo presentaron defectos en la documentación requerida para inscribirse en la LFP. Además, esta fue presentada el día después de finalizar el plan, para más inri.

La medida de la LFP: excluírlos de sus competiciones, relegándolos a 2ª División B. Ante esto, tanto Celta como Sevilla recurren, provocando que, tras una asamblea extraordinaria,  se decida que tanto Celta de Vigo como Sevilla permanezcan en Primera División, así como Valladolid y Albacete, equipos que iban a sustituír a los dos clubes, ya que eran los que tenían el derecho, a pesar de descender la temporada anterior a Segunda División.

liga 22
Clasificación final de la temporada 95/96. Imagen: BDFúbol.

 

Síguenos en Twitter.

Publicado en Curiosidades

#CuriosidadesDelFútbol número II


Esta temporada, y a pesar de no ser el primero en jugar en la Liga BBVA (la anteriormente conocida como 1ª División), el jugador del Real Club Celta de Vigo Park Chu Young se convirtió en el primer goleador surcoreano de la Liga BBVA con su gol conseguido ante el Getafe CF a los 2 minutos y 13 segundos de entrar en el campo.

Park Chu Young

Publicado en Curiosidades

#CuriosidadesDelFútbol número 1


Para empezar con este serial, y echando un vistazo al pasado, ahí va la primera curiosidad. Se trata del número de entrenadores del Atlético Marbella en la temporada 94/95, cuando militaba en 2ª División. Como bien se puede apreciar, tubo un total de OCHO entrenadores y aún así logró alcanzar la permanencia. Esto, hoy en día, sería algo inconcebible.

Listado de los ocho entrenadores.
Listado de los ocho entrenadores y la clasificación de esa temporada. Imagen: BDFútbol.

Síguenos en Twitter.

Publicado en Uncategorized

Como todo lo bueno, volvemos por Navidad


Volvemos a publicar y esta vez con una novedad. Para que vosotros seais partícipes de esta web, queremos que useis el hastag #CuriosidadesDelFútbol en la red social Twitter para aportarnos datos que os parezcan curiosos y que iremos subiendo según nos vayan llegando.

Si quereis seguirnos en Twitter, podeis hacer click en esta esta dirección Mitos Futbolísticos.

Anímate y participa!

Felices fiestas para todos los amantes del fútbol.

feliz-navidad

Publicado en Jugadores

El eterno portero suplente: Jorge Bartual


Hablar de Jorge Bartual (18 Agosto 1971, Valencia) es hablar de unos de los porteros del Valencia C.F de finales de siglo XX. Su carrera comenzó en las categorías inferiores del club ché hasta llegar al filial en la temporada 90/91. En el segundo equipo valencianista no logró continuidad, ya que jugó muy poco. A pesar de eso, se hizo con un puesto en el primer conjunto en la temporada 95/96, formando como segundo portero a la sombra de una ya veterano Andoni Zubizarreta. Aún así, logró debutar en Enero de 1996, tras una inoportuna lesión de Zubizarreta en el calentamiento del partido ante el Valladolid en Zorilla.  Esa temporada disputaría tres encuentros más, sumando un total de 315 minutos en 1ª División.
Bartual en su etapa como jugador che.
Desde esta temporada hasta su salida con dirección a las Islas Canarias (C.D. Tenerife más concretamente), apenas logra disputar 5 encuentros, siendo relegado en sus últimas temporadas a tercer portero tras la incorporación de Andrés Palop y el fichaje de Santiago Cañizares. A pesar de bajar un escalafón, en Tenerife no consigue tener minutos debido a la irrupción de un joven Sergio Aragoneses (cancerbero que en la actualidad sigue siendo titular en el conjunto tinerfeño en 2ª División B) y del veterano Julio Iglesias.
Tras esta etapa fallida en las islas, decide poner rumbo hacia tierras manchegas, fichando por del C.D. Quintanar del Rey de Tercera División. En el conjunto manchego logra disfrutar de minutos, lo que corrobora con buenas actuaciones. Tras retirarse, se enrola nuevamente al Valencia C.F., esta vez cómo entrenador de porteros.
Bartual en un partido con el Valencia y en un clínic con la marca Soloporteros.
En cuanto a su palmarés, a pesar de no disfrutar de un gran número de mintuos, posee en su haber la Copa Intertoto de 1998, la Copa del Rey de la temporada 98/99 y el Subcampeonato de la UEFA Champions League de la temporada 99/00, perdida ante el Real Madrid.
Publicado en Equipos

El gran Oviedo de los 90


En estos días se habla mucho de un posible amaño del Oviedo-Sevilla de comienzos de siglo. Aprovechando el tema del momento, damos un pequeño repaso a aquel conjunto azulón que se codeó entre los grandes en la década de los noventa. Tristemente, hoy en día intenta salir del pozo de la Segunda B en la que se metió a mediados del nuevo siglo, llegando, incluso, a tener que jugar en Tercera División.

Bango, Berto, Carlos y Sañudo, instituciones del club carbayón.

El comienzo de la época dorada se produce en la temporada 88/89, con el regreso a Primera División. Esa temporada empezó con mucha incertidumbre, sobre todo tras la marcha de Carlos, pichichi en Segunda la temporada anterior, al FC Barcelona (aunque acabaría en el Atlético de Madrid), unido a los pocos refuerzos, entre los que destacaban la cesión del mejicano De La Torre y del ascenso desde el filial de Ricardo González “Bango” (quien se acabaría convirtiendo en una institución en el club carballón). A pesar de este contratiempo, Vicente Miera supo sacar rendimiento a su plantilla, donde destacaban jugadores como Cristóbal Parralo, “Berto” Martínez (otra institución junto a “Bango”), Tomás González o Juan Antonio Sañudo, para firmar la permanencia con cierta tranquilidad y certificando momentos memorables, como la victoria por 1-0 en el derbi (que se celebraba 13 años después) o la goleada al Atlético de Madrid (5-2), lo que supuso la vuelta de Carlos al Tartiere, para jugar en la segunda parte, recibiendo una gran ovación a su entrada en el terreno de juego.

Equipos de las temporadas desde 1987 a 1991.

Tras esta temporada de asentamiento en la categoría, se produce la vuelta a casa del hijo pródigo, ya que Carlos abandona la disciplina rojiblanca para volver a enfundarse la casaca azulona. Además, la llegada de Jabo Irureta al banquillo, unida a una acertada política de fichajes, con las incorporaciones de Antonio Rivas, Jordi Vinyals, Nenad Gracan o Félix Sarriugarte, provocan que el club vaya ganando peso entre los grandes. Por eso, en la siguiente temporada, en la que llegan al club jugadores como Nikola Jerkan o Janko Jankovic, provoca que los carbayones se clasifiquen para la Copa de la UEFA, un hecho histórico en el club.

En la temporada del debut europeo, casi consigue pasar su primera eliminatoria, ya que gana en Oviedo al Génova 1-0 (gol de Berto), pero pierde en los minutos finales del partido de vuelta por 3-1. En liga, vuelve a la zona media de la tabla, teniendo como mayor logro la victoria por 1-2 en el Camp Nou ante el famoso Dream Team de Johan Cruyff. Entre los fichajes de esa temporada, destaca uno por encima del resto, el de Marius “La Fiera” Lacatus.

Equipos de las temporadas des 1991 a 1995.

Tras esa temporada de disfrute europeo, el club pasa ciertos apuros para lograr la permanencia (se salva por 1 punto), provocado por un bache de resultados que provoca la destitución de Jabo Irureta y la llegada de Radomir Antic, previo paso de Julio Marigil durante una jornada. Se trata de una temporada de cambios, el que se produce el paso de la entidad a Sociedad Anónima Deportiva, siendo su máximo accionista Celso González, continuando como presidente Eugenio Prieto.

En las dos temporadas siguientes, ya con Radomir Antic asentado en el banquillo, el equipo finaliza las temporadas en mitad de tabla (9º y 14º puesto respectivamente) se produce la llegada de jugadores clave como son Slavisa Jokanovic o Robert Prosinecki (como cedido) o el ascenso desde el filial de jugadores que resultarán claves en el futuro oviedista, como Oli, Mora, Iván Ania o Manel. Esta etapa se cierra con la marcha de Radomir Antic al Atlético de Madrid.

Equipos de las temporadas desde 1996 a 2001.

Con la marcha de Radomir, se vuelve a una etapa de inestabilidad en los banquillos, ya que sus inquilinos no duran más de una temporada, lo que corta el asentamiento del club fuera de zona de peligro, volviendo a luchar de nuevo por la permanencia en Primera División, tocando fondo en la temporada 97/98, con la disputa de la promoción de permanencia. A pesar de eso, al club llegan jugadores con solera en el mundo del fútbol, como son el fallecido Peter Dubovsky, el ruso-ucraniano Viktor Onopko, el ex-barcelonista Thomas Christiansen, el argentino Fernando Gamboa, el mozambiqueño Abel Xavier, el panameño Dely Valdés, el actual seleccionador portugués Paulo Bento o el argentino Roberto Pompei. Además, la cantera azulona sigue dando sus frutos, ya que salen jugadores como Esteban, César Martín, “Chino” Losada, Jaime, Dani Amieva, Sergio Boris, Geni o Idrissa Keita.

Viktor Onopko Peleando un balón con Luis Figo.

A pesar de la disputa de esa promoción de permanencia, el club salva los muebles y consigue quedarse en la máxima categoría. A pesar de eso, vuelve a jugar con fuego, ya que logra salvarse sin demasiada holgura con respecto a los equipos descendidos (sobre todo en la temporada 99/00, donde gana en la última jornada al Sevilla, descendiendo el Betis, partido del que se habla mucho estos días por un posible amaño), llegando a quemarse en la temporada 00/01. Radomir Antic, de vuelta tras no salvar al Atlético de Madrid la temporada anterior, se jugaba todo en la última jornada. La clasificación era la siguiente: los dos últimos ya descendidos matemáticamente eran el CD Numancia y el Racing de Santander. Quedaba la antepenúltima plaza de descenso por determinar, que se disputaban cuatro equipos. Con 42 puntos estaba el Real Valladolid, con 41 puntos el Real Oviedo y Real Zaragoza, y con 39 puntos y en zona de descenso, el Osasuna. El Oviedo dependía de sí mismo, para seguir en puestos fuera del peligro, que no había tocado en las 37 jornadas anteriores. Se enfrentaba al RCD Mallorca que tenía asegurado el tercer puesto, y muy lejos del subcampeonato. La victoria de Osasuna frente a la Real Sociedad y la derrota por 4-2 del Oviedo consumaba el descenso de categoría.

Cristóbal Parralo, Dani Amieva, Ivan Ania y Oli.

Tras 13 años sin pisar la categoría, el Oviedo vuelve a Segunda División, donde hizo una buena primera vuelta, y tras pasar varias jornadas en puestos de ascenso, finalmente quedó a 11 puntos de conseguirlo. La debacle llegó en la temporada siguiente, en la que tras una desastrosa temporada de sus jugadores, el club descendió a Segunda División B. Además los jugadores denunciaron al club por impago. A pesar del acuerdo entre jugadores y directiva sobre la cantidad global que percibiría la plantilla, la falta de acuerdo sobre el aval que garantizase el cobro provocó que no se retirase la denuncia de los jugadores y el club descendiese administrativamente a Tercera División el 2 de agosto de 2003, por primera vez en sus 77 años de historia.

Antonio Rivas, Félix Sarriugarte, Viti y Nenad Gracan.

A partir de ahí, se produce un cisma institucional, ya que el en medio de una gran crisis resultado de la nefasta gestión por parte de Celso González y Eugenio Prieto, el Ayuntamiento se prestó a refundar el club por medio de otro ya existente, transformando así el Astur Club de Fútbol, histórico club fundado en 1923, al que se le cambió el nombre por el de Oviedo-Astur Club de Fútbol, abreviado de forma intencional en Oviedo ACF, escudo, muy similar al del Real Oviedo, y colores, idénticos a los del Real Oviedo. Esto generó aún más tensión, ya que nadie era partidario de esta acción. Por eso, se llegó a disputar un encuentro entre ambos clubes (el Real Oviedo y el Oviedo ACF) en el Carlos Tartiere, con la mayor asistencia de la historia en un partido de 3ª División, con 16.573 espectadores. El Real Oviedo finalizó como campeón, pero falló en su intento de ascender al perder ante el Atlético Arteixo.

Ante el apoyo popular conseguido por Real Oviedo, el Ayuntamiento tuvo que rectificar su política hacia el club restableciéndose paulatinamente las relaciones institucionales. El Astur Club de Fútbol acabó recuperando sus antiguas señas de identidad, nombre, escudo y colores en 2007 acabando con el Oviedo ACF tras cuatro años de existencia.

Peter Dubovsky, Janko Jankovic y Nicola Jerkan.

Tras estas temporadas con más sombras que luces, el club asciende a Segunda División B en la temporada 08/09, después de hacer una gran campaña, categoría en la que permanece en la actualidad, esperando a que lleguen nuevos tiempos en los que el Oviedo vuelva a codearse con los grandes del fútbol español y europeo.

Diego Cervero volverá a ser el emblema azulón tras varias temporadas en el Logroñés.

Publicado en Equipos

El gran Celta de las noches europeas


Aprovechando el día en el que el Celta de Vigo vuelve a Primera División, recordamos aquel Celta mágico de finales de los 90 y principios del nuevo siglo que maravilló con su fútbol a los grandes del continente europeo.

El germen de este equipo tiene su inicio a principio de la década de los 90, cuando consigue el ascenso a la máxima categoría en la temporada 91/92. En aquel equipo, formado por jugadores como Pachi Villanueva (actual entrenador de porteros), un jovencísimo Jorge Otero, el capitán Vicente Álvarez, el brasileño Fabiano Soares o Luis Dadía. Pero entre ellos sobresalía el delantero bosnio Vlado Gudelj (actual delegado), que gracias a su gran temporada se coronó como Pichichi de la categoría de plata, con 26 tantos.

Vicente junto a Maradona y Patxi Salinas.

En la temporada del regreso, con la incorporaciones de jugadores como Patxi Salinas, Santi Cañizares, Vicente Engonga, Mirolav Ratkovic o Isma Urzaiz y bajo el mando del técnico bilbaíno Txetxu Rojo, el club olívico consigue un meritorio 11º puesto, destacando por su solidez defensiva, ya que Cañizares resultó ser Zamora, junto a Paco Liaño.

Tras esta temporada, en la siguiente realiza una temporada discreta, ya que finaliza en 15º lugar. Pero su buen hacer llega en la Copa del Rey, donde llega a la final, la cual pierde, en los penaltis, contra el Zaragoza de Víctor Fernández. En esta temporada, a los jugadores ya conocidos, se incorporan otros como Stjepan Andrijasevic, Rafa Berges, Alejo Indias o el actual entrenador del FC Barcelona, Tito Vilanova.

Mazinho y Vlado Gudelj, dos símbolos del celtismo.

Tras esta temporada de sinsabores y otras varias de transición, en las que combina las temporadas tranquilas con las de máxima tensión al jugar con el descenso, llega la temporada 97/98, la de la vuelta a Europa. Acaba en 6º lugar, disputando la UEFA durante la temporada siguiente, y cuenta en plantilla con jugadores que marcarán un punto de inflexión en la historia celtiña: el estonio Valery Karpin, el ruso Alexander Mostovoi, el brasileño Mazinho (Campeón del Mundo ´94, padre del jugador del FC Barcelona Thiago Alcántara), el israelí Haim Revivo o el serbio Goran Djorovic.

Makelele y Karpin frente a Davids y Tachinardi.

En la temporada europea, realiza un gran papel al llegar a cuartos de final, donde es eliminado por el Olympique de Marsella, y eliminando a clubes como el Aston Villa, Valencia o Liverpool. En liga, alcanza un meritorio 5º puesto, que le permite disputar nuevamente competición europea. A la plantilla se unen las incorporaciones de Víctor Fernández en el baquillo, los exmadridistas Michel Salgado y Claude Makelele, el ex valencianista Juán Sánchez, Dan Eggen o Jordi Cruyff.

Mostovoi frente al Liverpool, la Juventus y el Celtic de Glasgow.

A la temporada siguiente, la última del siglo, se logra clasificar en un meritorio 7º puesto y vuelve a clasificarse para competición europea, gracias a que el Real Madrid, a pesar de acabar como 5º, gana la Liga de Campeones y disputa esa competición. En Europa empieza a sonar con fuerza su nombre, ya que demuestra un enorme poderío al derrotar por 7-0 en Balaídos a todo un Campeón de Europa como la SL Benfica, a “La Vecchia Signora” por un contundente 4-0 en Balaídos, y donde es apeado por el RC Lens.

Recorte de periódico del 7-0 al Benfica.

En la primera temporada del nuevo siglo, vuelve a clasificarse para puestos europeos (finaliza 6º en Liga) y vuelve a llegar a la final de la Copa del Rey, donde pierde, nuevamente, con el Real Zaragoza, pero esta vez por 1-3 en La Cartuja. Se trata de una temporada de sinsabores, ya que al perder nuevamente una final y al no poder acceder a semifinales al ser apeado por el FC Barcelona.

Imágenes del Celta-Aston Villa.

Tras esta temporada, en la que parece que ha llegado el cénit celeste, consigue finalizar nuevamente 5º. Aún así, la temporada más importante de la historia sería la 02/03, ya que consigue finalizar en un merecidísimo 4º lugar, lo que provoca que pueda sonar en la temporada siguiente el himno de la Champions en Balaídos. Aquí también hay que reseñar que se había producido un cambio en el baquillo, con la marcha de Víctor Fernández y la llegada de Miguel Ángel Lotina. Además, destaca la gran temporada de Edú, ya que consigue anotar 12 goles.

Portada del Marca tras el Celta-Juventus.

La siguiente temporada parecía que sería de ensueño, de grandes éxitos. Sin embargo, se convirtió en una temporada de sinsabores, ya que a pesar de dar buena cuenta de equipos como el AC Milan (0-0 en Balaídos y 1-2 en San Siro) o Ajax de Amsterdam (3-2 en Balaídos), no consigue eludir del descenso, y acaba la temporada en el pozo de Segunda División.

Jose Ignacio celebrando el 1-2 en San Siro ante Fernando Redondo.

Aquí se produce un punto de inflexión de la historia celeste, ya que a pesar de pelear por cotas mayores, y tras dos efímeras temporadas en Primera División (en la primera finaliza 5º), vuelve a la realidad de Segunda División, donde llega a pelear por eludir el descenso a Segunda División B.

A pesar de eso, y tras apostar de manera muy fuerte por la cantera para su proyecto, volverá a disfrutar de fútbol de Primera División para la temporada 2012/2013.